Importaban cachorros desde Eslovaquia

Desmantelada una red fraudulenta de venta de perros por internet

La Guardia Civil en la denominada operación Noa llevada a cabo en Ávila y Valladolid, ha procedido a la detención de siete personas como supuestos autores de delitos de estafa continuada, falsificación documental, intrusismo profesional y asociación ilícita por importar cachorros y venderlos como si hubieran sido criados en España, alterando la edad y otros aspectos legales.

18/07/2010 20:45:11 | CdC | Archivado en:  Legislación.

«Importaban cachorros desde Eslovaquia, incumpliendo y falsificando los pasaportes y edades de los cánidos y certificaban el pedigrí de los animales como si hubieran sido criados en España»

 

La Guardia Civil en la denominada operación Noa llevada a cabo en Ávila y Valladolid, ha procedido a la detención de siete personas como supuestos autores de delitos de estafa continuada, falsificación documental, intrusismo profesional y asociación ilícita por importar cachorros y venderlos como si hubieran sido criados en España, alterando la edad y otros aspectos legales.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de un escrito recibido en la Comandancia de Ávila por parte de una asociación protectora de animales de Ávila en el que se ponía en conocimiento el malestar de varias personas que se habían puesto en contacto con ellos debido a la muerte de cachorros de perro recién adquiridos en dos establecimientos, uno en Ávila y otro en Valladolid, tras contraer la parvovirosis.

De estas primeras indagaciones se pudo comprobar la existencia de un grupo de personas las cuales operarían bajo un mismo procedimiento en el que se pueden distinguir tres fases y cuya finalidad era obtener un beneficio económico.

Por un lado la importación de animales cánidos de Eslovaquia incumpliendo las medidas sanitarias obligatorias para realizarlo legalmente, ya que aunque los cachorros se importaban dotados de microchip, no lo hacían con sus vacunas correspondientes.

Una vez que los cachorros llegaban a España se les sustituía el pasaporte eslovaco por uno español en el cual cambian las edades de los animales, entre otros datos. De este extremo se encargaba un veterinario quien una vez no procedía a su inscripción en los registros correspondientes.

Por otro lado, algunas personas pertenecientes a la Asociación de Criadores Caninos de España, con quienes estaba relacionado el veterinario, certificaban el pedigrí de los animales en base a padres, abuelos y bisabuelos de pura raza y dando a entender que habían sido criados en España, con conocimiento de que su origen era Eslovaquia.

Esta Asociación no está autorizada por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino para la llevanza de libros genealógicos de razas, por lo que no debían certificar el pedigrí de los cachorros. Igualmente se pudo verificar que las personas que presiden la junta directiva de esta Asociación son a su vez las personas que gestionan una sociedad mercantil dedicada a la venta de los cánidos en la localidad de Lomoviejo (Valladolid).

Los establecimientos ubicados en Lomoviejo y Arévalo (Ávila) se encargaban de vender los animales a través de dos páginas web y de numerosos anuncios en páginas relacionadas con la venta de animales, haciéndolos pasar por perros nacionales valiéndose de los Certificados expedidos por el Veterinario y la asociación de criadores y con el conocimiento del riesgo de los cachorros de contraer parvovirosis, extremo del que no informaban a los compradores quienes desconocían el verdadero origen de los animales.

Analizados los pasaportes solicitados por el veterinario encargado de la recepción de los animales se ha podido determinar que ha expedido 3150 pasaportes durante el año 2009 y 1300 pasaportes en los primeros 5 meses de 2010, habiéndole sido asignado por el Colegio de Veterinarios un total de 4450 pasaportes en un año y cinco meses, todos ellos figurando como lugar de destino la sociedad mercantil de Lomoviejo lo que da una media aproximada de 400 cachorros importados mensualmente.

En la explotación de la Operación “Noa” realizada los pasados días 10 y 11 de Junio, por parte del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Arévalo (Ávila) junto con miembros de Equipo de Investigación del Seprona de la Guardia Civil de la Comandancia de Ávila se saldó con la detención de 7 personas relacionadas directamente entre ellas y con unas misiones específicas dentro de la organización, así mismo se intervinieron casi 200 cachorros importados de forma irregular y dispuestos para la venta a consumidores finales.

Para más información, pueden ponerse en contacto con la Oficina Periférica de Comunicación (OPC) de la Comandancia de la Guardia Civil de Ávila, tlf. 920. 22 44 00. Ext. 264.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.