Éxito de asistencia

Asamblea de la Asociación Española de Rehalas 2010

La localidad cacereña de Trujillo fue la ciudad elegida por la Asociación Española de Rehalas (AER) para llevar a cabo el pasado 26 de junio su Asamblea General Ordinaria correspondiente al año 2010.

01/07/2010 13:10:17 | CdC | Archivado en:  AERRehalaEstremadura.

 

El incomparable Parador Nacional de Turismo de la Cuna de la Reconquista fue el marco donde, con el aforo completo, los rehaleros ratificaron el acta de la anterior asamblea, que tuvo lugar el 25 de mayo en Sevilla, aprobaron las cuentas del ejercicio 2009 y conocieron los presupuestos para el 2010, y conocieron de manos de la Junta Directiva un completo informe de las múltiples actividades llevadas a cabo por la Asociación Española de Rehalas durante el pasado año: presencia en ferias diversas ferias cinegéticas, propuestas presentadas a las diferentes Consejerías, el recurso a la ‘Orden del Alumbrao’ en Andalucía (por la que la vacunación antirrábica pasa a ser anual y se obliga al tratamiento anual contra la equinococosis), las reuniones con el Instituto Andaluz de la Caza y con el General Jefe del SEPRONA, la presentación en Andalucía de un proyecto autonómico de ‘Ley de la Rehala’, las gestiones para el reconocimiento del podenco paternino como raza autóctona, etcétera.

Tras la Asamblea, el veterinario José Millán Tarradas ofreció una ponencia sobre diversos aspectos relacionados con el perro de rehala, centrándose en los procesos de selección y cría, así como en el manejo de la alimentación, todo ello ayudado con una amplísima variedad de imágenes ilustrativas para hacer más dinámica su charla-coloquio.

A continuación, la Asociación Española de Rehalas ofreció un vino a todos los asistentes para, a continuación, celebrar la tradicional comida de socios que terminar, al final de la misma, con la entrega de sus premios y distinciones anuales.

Jaime Cortecero, presidente de honor de la AER, fue el encargado de la presentación de los premios de la AER. Los galardonados fueron, en esta ocasión, Alonso Álvarez de Toledo, marqués de Villanueva de Valdueza con el premio Rehalero Mayor 2010 (una institución en el mundo de la montería y de la rehala en España, continuador e impulsor de un propio tipo de podenco, el denominado valdueza) y Ignacio Fernández García, El Pija, con el premio Podenquero de Honor (quien con casi cincuenta años de profesión, trabajó con la recova de Florencio Cáceres, Don Floro, y es hoy en día toda una institución en el mundo de la recova extremeña que ha dejado en su hijo y su nieto la continuación de su estirpe de buen perrero).

Además, la AER concedió sus insignias de oro a Luis Higuero López-Montenegro (un referente de la montería en Extremadura, alma mater de Monterías Sierra de San Pedro), José Millán Tarradas (un gran profesional de la veterinaria especializado en la rehala) y Germán Álvarez Barbados (un destacado impulsor de los naveños extremeños al que se le otorgó la insignia de oro en reconocimiento a su labor). Por último, se nombró Socio de Honor a Juan Pedro Casilla López por ser el asociado número 1.000 de la Asociación Española de Rehalas.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.