Reunión del Consejo Regional de Caza

Modificaciones en el proyecto de Orden Anual de Caza de Cantabria

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad, Jesús Oria, presidió el martes pasado la reunión del Consejo Regional de Caza de Cantabria, que tuvo lugar en la sede de la Consejería de Desarrollo Rural. En la reunión se abordó el proyecto de Orden Anual de Caza para la temporada cinegética 2010-2011.

25/02/2010 8:25:04 | CdC | Archivado en:  CantabriaLegislación.

«Se establece la obligatoriedad de precintar los corzos cazados, tanto machos como hembras, y tanto en rececho como en batida»

 

Por lo que respecta a los períodos hábiles de caza, se han realizado modificaciones en la becada por las que se propone el adelanto del cierre del período hábil al 31 de enero. Se establece como período para la perdiz, entre el 10 de octubre y el 26 de diciembre de 2010, coincidiendo su cierre con el de la caza de la liebre.

En la caza del corzo en rececho se mantiene un número máximo de 4 días por ejemplar. Cada corzo irá asignado a un cazador, pudiéndose asignar a un cazador más de un corzo. El titular del coto tendrá deber de comunicar el número de corzos asignado a cada cazador, así como la totalidad de las fechas previstas para la realización del rececho. En la acción de cazar sólo podrá participar el cazador autorizado, quien podrá portar una única arma, y se suprime el apartado en el que se establece la posibilidad de solicitar batidas adicionales de corzo hasta un máximo de dos, cuando en las batidas programadas no se hubiera alcanzado el cupo.

En lo que se refiere a los cupos de caza y otras limitaciones cinegéticas, se establece un cupo, para agachadiza común y laguneja, de 3 ejemplares.

Modalidades de Caza


Por otro lado, y en relación a las modalidades de caza, ya que no se dispone de reglamento regulador de las modalidades, con el fin de evitar la caza de especies migratorias desde puestos fijos, se establece que la única modalidad de caza de las especies migratorias será la caza al salto.

Además, con el fin de evitar la propagación de enfermedades y epizotías, se prohíbe la alimentación suplementaria para la caza mayor.

Asimismo, se establece la obligatoriedad de precintar los corzos cazados, tanto machos como hembras, y tanto en rececho como en batida. La utilización de precintos en caza mayor en los cotos se instauró, por primera vez, la temporada pasada, pero únicamente para los corzos machos. Teniendo en cuenta que la experiencia ha sido positiva, se considera oportuno ampliarlo tanto a machos como a hembras, y tanto en la modalidad de rececho como en la de batida.

Por último, en la reunión se han analizado cuestiones relativas a seguridad, para asegurar la visibilidad, para terceras personas y entre los propios cazadores que se encuentren en el monte de la presencia de personas armadas, por lo que se establece la obligatoriedad de portar chaleco en todas las cacerías de caza menor y en las competiciones cinegéticas.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.