Final del XX Campeonato Autonómico

Jesús María Lomas, nuevo campeón de Castilla y León de Caza Menor con Perro

En una prueba deportiva del nivel competitivo que supone un Campeonato de Castilla y León, el celebrado el pasado sábado en el Coto del Asocio de la Sierra de Ávila, en la localidad de Mengamuñoz, la noticia más destacable no fue precisamente el resultado de la competición deportiva, sino otra que tiene más que ver con cuestiones puramente cinegéticas.

16/11/2009 13:41:18 | CdC | Archivado en:  CyLCampeonatos.

Ampliar

Jesús María Lomas, campeón de Castilla y León de Caza Menor con Perro.

 

Ampliar

Momentos previos a la salida.

 

El pírrico número de perdices capturadas entre los 19 participantes, solamente doce ejemplares en total, frente a las más del doble en este mismo coto del pasado campeonato, o del triple en el anterior, no hacen más que reflejar una circunstancia general de la especie, prácticamente global para toda la comunidad.

Solamente seis cazadores lograron abatir al menos una perdiz, y el campeón logró un tercio del total de las presentadas en control por todos los participantes.

Otro dato añadido, desalentador en este sentido, fue que de las doce perdices totales sólo una hembra era un ejemplar nacido esta pasada primavera, por lo que se confirma un muy mal año de cría o alguna cuestión posterior a la misma que ha hecho mermar de forma alarmante los ejemplares nacidos.

La teoría más extendida en el resto de la región de que no ha sido una mala cría sino que la sequía —poca comida y refugio ante los predadores— ha hecho estragos en los ejemplares jóvenes, se sustenta con poca fuerza en el hábitat de montaña de este coto —sin terrenos cultivados—, al que precisamente no se le puede achacar escasez de agua.

En cualquier caso, y como resumen más cinegético que deportivo, el campeón capturó cuatro perdices, el subcampeón tres, el tercer clasificado dos y otros tres cazadores más un ejemplar de patirroja. Otros dos cazadores abatieron una liebre cada uno y, otros dos, dos conejos.

En cuanto a lo climatológico la jornada tuvo de todo; empezó con lluvia, luego niebla, más tarde sol y para finalizar un fortísimo viento.

La competición se desarrolló sin incidencias deportivas destacables y el cazador palentino Jesús María Lomas se proclamó campeón con cuatro perdices, sin duda una excepcional percha para las condiciones de poquísima densidad que este año tiene el coto. Se produce la paradoja de que este cazador, que llegaba a su segunda final consecutiva, no logró abatir ninguna pieza hace dos años en este mismo acotado a pesar de haber una densidad de perdiz mucho mayor. El conocimiento del terreno y de las costumbres de estas perdices de montaña en esta segunda participación, han sido determinantes para la obtención del título de este cazador del llano palentino.

El segundo clasificado fue el cazador abulense Rodrigo Jiménez, con tres perdices, profundo conocedor del acotado, y el tercero el cazador de montaña de la Sierra de Béjar, el salmantino Carlos Rodríguez, con dos perdices. Nueve cazadores no lograron pieza alguna.

El campeón defenderá su título en la próxima edición de la prueba regional.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.