Navarra

Los cultivos dañados por conejos se reducen a la mitad en la margen derecha del Ebro

Los cultivos dañados por conejos se han reducido prácticamente a la mitad en el último año en las poblaciones situadas en la orilla derecha del río Ebro. Frente a las 1.127 hectáreas de cultivo que se vieron afectadas en 2008, en este año 2009 se han detectado daños en 589 hectáreas, lo que supone un descenso del 47%.

14/10/2009 17:30:52 | CdC | Archivado en:  NavarraAgriculturaConejo.

 

«El Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente destinará a lo largo de este año 650.000 euros a los cotos para hacer frente a los daños provocados por los conejos»

 

Estos datos se han presentado durante la reunión que ha mantenido la mesa de trabajo que estudia los daños que la abundancia de conejos provoca en la agricultura. La sesión ha estado presidida por la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Begoña Sanzberro Iturriria, y a ella han asistido, además de miembros del departamento, representantes de la Federación Navarra de Caza, de ADECANA, de la UAGN y de los ayuntamientos de Ablitas, Cascante, Fitero, Fontellas, Monteagudo, Murchante, Ribaforada y Tudela, que se corresponden con la zona más problemática.

La valoración económica de estos daños todavía continúa en fase de peritaje, aunque se prevé un importante descenso. Hay que recordar que en el conjunto de Navarra el año pasado se valoraron daños por 540.202 euros. Este gasto debe ser asumido por los titulares de los aprovechamientos cinegéticos, para lo que reciben una subvención del Gobierno de Navarra del 50%.

195.000 conejos menos en 2 años


En la reunión se ha analizado la situación actual de la población de conejos. Según el último recuento, realizado en el mes de agosto, la población ha disminuido en el conjunto de Navarra. En concreto, en los nueve acotados más problemáticos, situados en el extremo suroeste de la Comunidad Foral, la población de conejo se ha reducido en 195.000 ejemplares en los últimos dos años debido al aumento de la presión cinegética. Mientras en 2007 se registraba un índice kilométrico de abundancia (IKA) de 19,2 conejos, en 2009 se ha reducido al 10,7.

Sin embargo, los responsables del Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente han advertido a los asistentes a la mesa de trabajo de la necesidad de seguir manteniendo una fuerte presión cinegética. Los datos reflejan que la población de conejo sigue estando por encima del umbral que los técnicos entienden como manejable, especialmente en algunos de los acotados. Mientras Cascante, Fitero, Fontellas y Cintruénigo se aproximan a un IKA razonable, en Corella, Murchante, Tudela, Ribaforada y Ablitas este índice todavía presenta un valor excesivo.

650.000 euros en 2009 para prevención y ayudas


El Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente destinará a lo largo de este año 650.000 euros a los cotos para hacer frente a los daños provocados por los conejos. Además de las ayudas para hacer frente a las indemnizaciones, este presupuesto se destina a las labores de prevención, redacción de Planes de Ordenación Cinegética y la contratación y formación de guardas.

Cabe recordar que los acotados más problemáticos cuentan con un plan de prevención para mantener la población de conejos a un nivel sostenible y evitar daños en la agricultura. Gracias a estos planes se ha podido averiguar la abundancia real de conejo a fin de ejercer una presión cinegética adecuada y eficaz. De este modo se han establecido planes de caza centrados en los meses de octubre y noviembre, en los que el estado de los cultivos es más sensible. En el caso de otros cultivos de alto valor económico, como el bróculi, la intervención se realiza días antes de la plantación de agosto.

A juicio del Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, la aplicación de estos planes de prevención ha sido dispar en los nueve cotos más problemáticos. Por eso se ha determinado como imprescindible la figura del guarda de caza como coordinador de las acciones.

Además, la mesa de trabajo ha analizado otros aspectos ajenos al ámbito cinegético y que repercuten en la intensidad de los daños provocados por la abundancia de conejo. En concreto, la falta de lluvias invernales, la cercanía a infraestructuras que impiden o limitan la caza (vallas de autopista, parques solares…) y la cada vez mayor presencia de cultivos permanentes de alto valor han llevado al Gobierno de Navarra a solicitar una mayor implicación y coordinación de agricultores, cazadores y entidades locales.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.