«Protejamos, recuperemos y conservemos al patrimonio agrícola de nuestra tierra» a los Premios Fundación Biodiversidad, fundación pública del Gobierno de España dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, los cuales pretenden reconocer la labor de aquellas personas y organizaciones que con su trabajo contribuyen al desarrollo sostenible del medio rural, así como al conocimiento y a la conservación del patrimonio natural y de la biodiversidad."/>

 

Valencia

ADECACOVA presenta su candidatura a los premios Fundación Biodiversidad

La Asociación de Entidades de Caza de la Comunidad Valenciana (ADECACOVA) ha presentado el Proyecto «Protejamos, recuperemos y conservemos al patrimonio agrícola de nuestra tierra» a los Premios Fundación Biodiversidad, fundación pública del Gobierno de España dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, los cuales pretenden reconocer la labor de aquellas personas y organizaciones que con su trabajo contribuyen al desarrollo sostenible del medio rural, así como al conocimiento y a la conservación del patrimonio natural y de la biodiversidad.

03/08/2009 21:55:06 | CdC | Archivado en:  ADECACOVAValenciaMedioambiente.

Ampliar

Márgenes de piedra en un monte valenciano.

 

«Este Proyecto pretende difundir la riqueza e importancia que tienen los bancales de secano con márgenes de piedra seca»

 

Colabora en el Proyecto


ADECACOVA pide colaboración en esta campaña de difusión y reivindicación, reenviando esta petición por correo electrónico a un amigo, conocido, o a quien se considere que pueda interesar o pueda ayudar a conseguir que este proyecto sea una realidad.

 

Este Proyecto de ADECACOVA pretende difundir la riqueza e importancia que tienen los bancales de secano con márgenes de piedra seca llenos de algarrobos y olivares, que se van superponiendo desde las faldas de las montañas para elevarse por sus laderas hasta sus cimas; o adentrándose como escalones por los barrancos a las zonas más recónditas de nuestros montes; construcciones que forman parte del patrimonio histórico agrícola, cultural, rural y medio ambiental de la Comunidad Valenciana y de otras regiones; así como del trabajo y el esfuerzo que vienen realizando las Sociedades de Caza y los cazadores, sin apoyo ni reconocimiento de nadie, en intentar su recuperación en beneficio de la fauna, tanto cinegética como protegida, y del medio natural.

Hoy en día, estos bancales de secano y sus márgenes están irreconocibles por la gran cantidad de maleza que ha crecido sobre ellos. Las sendas de acceso se han perdido. Los márgenes de piedra se desmoronan al paso del tiempo. De los algarrobos, olivares y árboles frutales solo quedan pequeños rebrotes o árboles moribundos, dando paso a los pinos con una legislación más proteccionista. Estos bancales de secano cuando estaban labrados actuaban como cortafuegos en la prevención de incendios, reducían las correntías de agua de lluvia y facilitaban su filtración a los acuíferos, y proporcionaban humedad durante más tiempo; la tierra removida y/o sembrada regeneraba el estrato herbáceo tierno, dando alimento a la fauna cinegética y protegida. El arbolado de algarrobos, olivares y viñas bien cuidados, proporcionaban humedad, fruto y refugio a infinidad de aves y mamíferos. Sus márgenes de piedra, evitaban la erosión de tierra, filtrando el agua y dando cobijo a cantidad de especies. Pero en la actualidad no es así.

El recuperar y conservar los bancales de secano y sus márgenes es un trabajo difícil, costoso y laborioso, abandonado por falta de rentabilidad y dificultad para sus propietarios, pero es un trabajo útil para el entorno, nuestras especies, nuestra cultura, nuestro paisaje, nuestro turismo, y para el desarrollo de las zonas rurales y sus habitantes. Incluso hoy en día con la biomasa que generará esta recuperación y conservación año tras año, podría servir para crear energía eléctrica con la implantación de centrales de biomasa forestal, y parte de los recursos que esta energía eléctrica produjera podría financiar su mantenimiento, y al mismo tiempo, conllevaría a la recuperación y conservación de nuestro patrimonio histórico agrícola, con todos los beneficios expuestos.

«Es fundamental que protejamos, recuperemos y conservemos al patrimonio agrícola de nuestra tierra, y para ello, es necesario el esfuerzo, labor, trabajo e implicación de todos; con el respaldo de sus propietarios, y la ayuda y apoyo de organismos, instituciones y entidades locales, y del conjunto de la sociedad en general y de sus ciudadanos», comentan desde ADECACOVA.

«Somos conscientes que queda mucho trabajo por hacer en este proyecto, pero estamos convencidos que las Administraciones tanto a nivel Local, Provincial, Autonómico, e incluso Nacional e Europeo, se involucrarán con más profundidad en ello, poniendo en marcha proyectos con medidas económicas y ayudando y fomentando a la preservación de dicho patrimonio», apostillan.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.