9º Congreso Nacional de Medio Ambiente

Jesús Casas: «el medio rural no es sólo el sector agrario»

El Director General de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Jesús Casas, participó ayer en una mesa redonda sobre Desarrollo Rural, población y territorio, organizada en el marco del 9º Congreso Nacional de Medio Ambiente CONAMA, donde ha explicado que tras la identificación, durante muchos años, del mundo rural a través de un marco sectorial agrario, en la actualidad, el medio rural ha adquirido componentes más amplios, precisando de una lectura horizontal e integradora de diferentes políticas sectoriales.

03/12/2008 10:27:54 | CdC | Archivado en:  MedioambienteCONAMA.

«La Ley de Desarrollo Sostenible del medio Rural supone un nuevo marco que permitirá la puesta en marcha de un programa específico para cubrir las demandas y las carencias de los residentes locales»

 

En estos últimos años, ha señalado Jesús Casas, se ha vivido la consolidación de un escenario de apoyo al sector agrario en el marco de la PAC que ha permitido cubrir razonablemente algunos objetivos ciertamente importantes. Al mismo tiempo, ha añadido el Director General, Europa ha logrado la soberanía alimentaria, y hoy podemos estar seguros de que existen alimentos, en calidad y en cantidad, como para cubrir las necesidades y apetencias, todo ello con un cierto orden en los mercados, que dentro de las lógicas oscilaciones comerciales presentan un evidente equilibrio, habiéndose conseguido con el considerando añadido de haber permitido a los agricultores una cierta capacidad adquisitiva.

Sin embargo, el Director General ha indicado que la realidad rural no ha cambiado con todo ello, habiéndose acelerado las tendencias regresivas, por lo que el tejido social del mundo rural necesita un enfoque más amplio que prime a los ciudadanos y que permita darles respuesta; un enfoque, por tanto, de servicios y de apoyo.

Para este fin, ha destacado Jesús Casas, en la legislatura anterior las Cortes Generales aprobaron, la Ley de Desarrollo Rural Sostenible, un nuevo marco, probablemente de los más avanzados de Europa, que permitirá la puesta en marcha, en un conjunto de zonas de actuación previamente definidas, de un programa específico para las mismas, desarrollado de forma solidaria por las administraciones públicas, y en cuya elaboración deberá tener una participación singular la matriz territorial.

Un programa, ha indicado el Director General, que pretende lograr cubrir las demandas y las carencias de los residentes locales desde la propia identificación de los problemas.

En este marco Jesús Casas ha señalado que el Gobierno, a través del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, esta iniciando la puesta en marcha del programa que, con toda probabilidad, al final del presente año abarcará ya actuaciones en más de cincuenta comarcas de una decena de Comunidades Autónomas distintas.

En relación con el nuevo enfoque del desarrollo rural, el Director General ha explicado que debe concebirse como un instrumento para posibilitar el mantenimiento de los flujos y de las dinámicas propias del territorio, donde la actividad humana sea un patrón modelador, entendiendo que el mundo rural tiene que cambiar, incorporando capacidades y tecnologías, para estar en condiciones de dar respuestas en el futuro.

Ese futuro del mundo rural, ha destacado Jesús Casas, no pasa por tanto por la mera puesta en valor de los recursos endógenos, por más que sea razonable intensificar esta capacidad dentro de un escenario de diversificación, sino por aportar nuevas actividades y nuevos imput que desde una perspectiva siempre “micro” permitan consolidar un tejido social que resulta imprescindible.

En este sentido el Director General ha indicado que lo que se está pretendiendo es conseguir estabilizar una dinámica de decadencia que aún no ha parado, evitando que el desarrollo de una parte de la sociedad suponga la decadencia de otra parte donde, además, se concentran la mayor parte de los valores naturales y de los recursos culturales. En este proceso, ha resaltado Jesús Casas, es hora de tejer alianzas, y obviamente la principal debe fraguarse con el mundo de la conservación.

En el ámbito de estas alianzas, el Director General ha resaltado la necesidad de que conservacionistas y ruralistas establezcan mejores puentes de relación, no sólo porque sus objetivos son coincidentes, sino también porque gran parte de las oportunidades de futuro para el mundo rural vienen de la puesta en valor de lo ambiental, tanto desde el punto de vista de su reconocimiento como de su apreciación, señalando que en este proceso el medio rural tiene que conseguir más aliados, para evidenciarlo no como un espacio sectorial sino como una realidad plural de ciudadanos.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.