Galicia

Se autorizarán batidas en las zonas donde se produzcan más accidentes de tráfico

La Consellería de Medio Ambiente de la Xunta podrá autorizar batidas en los puntos de la geografía gallega donde se produzca un número significativo de accidentes por atropello a animales, un tipo de siniestros que en Galicia ocasionan de forma mayoritaria corzos o jabalís.

12/05/2008 | CdC | Archivado en:  AccidentesGalicia.

«Los ecologistas se sienten invitados de piedra en el Comité Galego de Caza y estudian abandonar este órgano»

 

Así se concluye de la orden de la Xunta que determina las épocas hábiles de caza para la temporada 2008-2009 y en la que la principal novedad es precisamente considerar «daños producidos por la caza» este tipo de accidentes de tráfico.

En declaraciones a Europa Press, el subdirector de Caza, Emilio Rosa, justificó esta medida al aludir al «número llamativo» de atropellos a animales que, según sus datos, se producen en Galicia puesto que, recordó, en esta comunidad hay dos millones de hectáreas de bosque por la que discurren numerosas carreteras.

Aunque el departamento que dirige Manuel Vázquez reconoce que organizar batidas es una opción, Rosa explicó que la Xunta estudia otras medidas, como vallar caminos, limpiar los montes cercanos a las carreteras o ahuyentar a los animales para evitar que su «ruta fija» no los obligue a cruzar por el asfalto.

«No hay ninguna estrategia de matar bichos por matar», sentenció, y apeló a la «responsabilidad» de Medio Ambiente que, recordó, «es quien tiene que autorizar las batidas». En esta línea, aseguró que esta medida de control se hará «si se comprueba que ha habido daños» e insistió en que «no siempre se decidirá organizar batidas con armas».

Críticas de los ecologistas


No obstante, las asociaciones ecologistas cuestionan esta afirmación y opinan que la intención de la Xunta es «contentar al lobby de la escopeta». Así lo expresó en declaraciones a Europa Press el secretario ejecutivo de Adega, Fins Eirexas, quien indició que «no hay muchas razones para confiar en la buena voluntad de Medio Ambiente».

Puesto que la Xunta podrá organizar estas batidas en cualquier época del año, concluyó que lo que se pretende con esta medida es «extender artificiosamente» la temporada de caza. Por eso, auguró «una cascada de solicitudes» por parte de los Tecores y se preguntó «quién va a controlar si realmente los daños a los vehículos fueron ocasionados por piezas de caza». «Como siempre, la fauna paga el pato», sentenció.

Por todo ello, anunció que las asociaciones ecologistas decidirán dentro de dos semanas, en una reunión que celebrarán en Lalín (Pontevedra), si permanecen en el Comité Galego de Caza. A título personal, Eirexas apostó por abandonar este órgano porque, a su juicio, en él los ecologistas son «invitados de piedra».

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.