Madrid

Falleció el naturalista Aurelio Pérez

El miércoles 2 de abril de 2008 falleció en Madrid el reconocido naturalista Aurelio Pérez. Aurelio saltó a la fama durante la década de los 70 cuando trabajó como director de campamento en la conocida serie documental El hombre y la tierra dirigida por Félix Rodríguez de la Fuente.

04/04/2008 | CdC


 

«Aurelio ha llegado a constituir un referente de la divulgación medioambiental marcando un antes y un después en la protección y conservación de la naturaleza en España»

 

Eso fue sólo el comienzo de su carrera como especialista en televisión y en cine. Numerosos directores de documentales y películas como Mario Camus o Luis Miguel Domínguez llamaban a Aurelio cuando querían que alguien con experiencia les asesorase en la difícil tarea de entender, manejar o amaestrar numerosas especies de fauna ibérica, tanto domésticas como silvestres.

Su intervención más conocida en el mundo del cine fue sin duda el amaestramiento de la famosa milana bonita de Los Santos Inocentes que el entrañable personaje Azarías interpretado por Paco Rabal llamaba con una dulzura y una naturalidad que sólo podía haber aprendido de un amante de los animales como era Aurelio.

Aurelio ha llegado a constituir un referente de la divulgación medioambiental marcando un antes y un después en la protección y conservación de la naturaleza en España. Generaciones de españoles han crecido con los vuelos, las cacerías, los lances y los toques magistrales de Aurelio con las rapaces.

También nos dejó su huella como escritor. El pasado mes de febrero presentó su libro Aurelio Pérez el naturalista, trabajo autobiográfico que a lo largo de sus más de 400 páginas y 35 capítulos recoge la trayectoria de su vida y que fue presentado en Madrid durante un homenaje que la Comunidad de Madrid y la Fundación FIDA quisieron dedicarle para reconocer el impagable esfuerzo que había realizado durante toda su vida para defender la naturaleza.

Las palabras que pronunció ese día después de recibir el premio Pioneros a los centenares de asistentes que quisieron acompañarle fueron una lección magistral de alguien que fue, de verdad, un defensor de la conservación del medio ambiente.

Fuente: Desarrollo Inteligente.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

1 comentario
06 abr. 2008 11:29
Esverdad
En efecto, tenía todo el perfil personal y la impronta del auténtico y experto naturalista. Él sí, Rodriguez de la Fuente, Araujo y otros, no. Como tal, pasó bastante desapercibido mediáticamente (mejor para él), mientars que otros chupaban cámara y acaparaban loores a su costa. Personaje difícilmente repetible en una sociedad donde ya no hay sino lujosos todoterrenos y cazandangas escopeteros. Descanse en paz.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.