Beas (Huelva)

Contra el uso de veneno en los montes

La localidad onubense de Beas acogerá el próximo sábado las II Jornadas contra el uso de cebos envenenados, donde se debatirá sobre el aumento del uso de venenos en el campo andaluz y sus repercusiones en el medio ambiente.

27/03/2008 | CdC | Archivado en:  VenenoAndalucía.

«Las jornadas se dirigen a guardas de cotos, a representantes de las sociedades de caza y a trabajadores vinculados al ámbito rural»

 

Durante los últimos años ha aumentado de manera alarmante el uso de cebos envenenados en el campo andaluz. Ante esta preocupante situación, la Federación Andaluza de Caza, en colaboración con la Administración, ha decidido llevar a cabo unas jornadas informativas con la intención de analizar este problema y tratar de encontrar soluciones alternativas.

Estas jornadas se enmarcan dentro de un programa de formación que comenzó hace un año y que ahora celebra su segunda edición. Con este objetivo, el próximo 29 de marzo la localidad onubense de Beas acogerá las II Jornadas contra el uso de cebos envenenados en los cotos de caza, un ciclo dirigido sobre todo a los guardas de los cotos, a los representantes de las sociedades de caza y a trabajadores vinculados al ámbito rural.

Las jornadas tienen como finalidad informar sobre los perjuicios que conlleva el uso del veneno en el campo y concienciar al sector sobre la necesidad de buscar otras soluciones a cuestiones como el control de predadores. Además se aportarán diferentes alternativas dirigidas a mejorar esta situación.

Las jornadas que se desarrollarán en la provincia de Huelva van a contar con la participación de figuras como María Isabel Rodríguez Robles, Delegada Provincial de la Consejería de Medio Ambiente de Huelva. Carlos Astorga Sánchez-Lafuente, Presidente de la Federación Andaluza de Caza, Iñigo Fajardo López Cuervo, Asesor Técnico Departamento Provincial de Medio Ambiente de Huelva y José Antonio Alfaro Moreno, Alférez Jefe de la sección del Seprona de la Comandancia número 212 de Huelva, entre otros.

 

Noticias relacionadas

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

1 comentario
02 abr. 2008 17:46
JLP  
He visto con tristeza, que en mi querido pueblo del norte de Palencia, la mayoría de las fincas tienen tubos de plástico rojo, llenos de grano coloreado, igual que el empleado para siembra, pero imagino que éste, estará envenenado con Clorofacinona (o como se llame)
El verano pasado, cuando en otras zonas se habló tanto de la plaga de topillos, en mi pueblo, no había mas que otros años. Lo que si hubo, fué una cosecha muy buena, y ademas con un precio alto. Mi opinión es que en las tierras de cereal, tiene que haber muchos topillos, para que hagan verdadero daño. Concretamente en la pasada temporada, al menos en mi pueblo, creo que comieron mas grano las codornices, que los topillos y no creo que a nadie se le ocurra hechar veneno para que se mueran las codornices, porque hacen daño a la cosecha.
Mi preocupación, es que he visto muchos de esos tubos con el veneno fuera de ellos, segúramente por haber sido pisados por el ganado, y ese veneno, lo pueden comer las perdices, torcaces, jabalíes etc etc. ya que ahora es el único grano que hay en el campo.
La pasada temporada, sólo fuí dos días a perdices, y como era tiempo de sementera, las tres que maté, tenían el buche lleno de trigo color naranja que se emplea para siembra. Quiero pensar que esos granos no hacen daño a la caza (aunque tengo mis serias dudas), pero desde luego, los que han hechado contra los topillos, matará al animal que se los coma.
¿No está siempre la administración contra el uso del veneno?
¿Porqué permite que se envenene el campo de esta manera?
Desde luego, alguien se lo ha dado a los agricultores, contra los que por supuesto no va este escrito.

Un cordial saludo a todos y recemos para que no pase nada grave, ya que caminando por el borde del precipicio, es la manera mas fácil de tener un accidente.

 

« Ver más noticias

 

Creative Commons License
Noticia bajo licencia de Creative Commons.